Construcciones en guadua: una técnica local en Colombia que debes conocer

La construcción en bambú —conocido de forma local como guadua y super util para la renovacion de oficinas— es, indudablemente, una de las técnicas locales que representa la arquitectura colombiana actualmente. Siendo afable con su ambiente, es un material que marcha como elemento edificante útil, práctico y merced a su veloz desarrollo lo podemos adquirir de forma fácil en Colombia.

Campesinos, arquitectos especialistas en arquitectura corporativa y constructores han adoptado el llamado “acero vegetal” en muchos de sus proyectos que se funden con el paisaje, puesto que con un manejo conveniente sirve en los diferentes pisos térmicos que tiene el país de Sudamérica. También, brinda diferentes alteraciones en tanto a su textura y sus tonos de color, dando un sentido estético sencillamente refulgente y muy sutil a sus edificaciones.

A lo largo de los últimos treinta y cinco años las técnicas de manejo de bambú se han perfeccionado de forma que ha tolerado su utilización en sistemas estructurales, cerramientos, muebles e inclusive ropa interior, despertando la curiosidad de muchos guadueros tanto a nivel nacional como mundial. “No es un material para pobres o bien ricos, es para humanos” ha dicho Simón Vélez, uno de los arquitectos vanguardistas en construcciones con guadua en Colombia, y es por esta razón que se debe aprovechar este material renovable, resistente, durable, ecológico y sustentable.

China, India y Colombia son los países que han desarrollado mejores técnicas de construcción con bambú: los 2 primeros han experimentado su empleo aun en proyectos estructurales como puentes colgantes y bóvedas. Mientras que Colombia se ha señalado en la construcción de residencias y como material para aligerar losetas de grandes edificios.Resultado de imagen para arquitectura

En Colombia existen 2 especies: guadua angustifolia y guadua latifolia. De la guadua angustifolia (identificada como una de las de mayor empleo), se conocen la guadua cebolla, guadua rayada y la guadua macana, siendo esta última la más empleada en la construcción, pues tiene las paredes más gruesas.

La guadua se acostumbra a hallar en el mercado en formato de vigas o bien palos orondos inmunizados de 1 a diez metros lineales; sus radios generalmente cambian entre los cuatro y los trece centímetros de diámetro. Ya antes de ser cortados pueden llegar a superar los cinco metros de altura, conforme la calidad de su cuidado y las técnicas de cultivación.

Sus acoples se fundamentan en ataduras, amarres y encajes para la construcción de sistemas estructurales, por otra parte está el manejo de esterillas o bien latas de guadua que marchan en cerramientos y cubiertas, las que se componen de guaduas cortadas a la mitad con diferentes procedimientos.

En lo que se refiere a su coloración se dan diferentes tratamientos tanto para inmunizar para pintar dicho material, los más frecuentes son tratamientos por inmersión y curados al calor para eludir que este sea propenso al ataque de insectos y hongos. Otros países han estudiado la coloración del bambú para dar tonos más oscuros, esto para jugar con la estética de las construcciones y examinar otras propiedades, tal y como es el caso del bambú negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *