Entre un mundo de ideas y lo material / DOSA Studio

La eterna labor de la arquitectura es crear metáforas existenciales encarnadas y vividas que concretan y estructuran nuestro ser-en-el-planeta ademas de ir a lo fisico y crear y el diseño de oficinas y workplaces. La arquitectura refleja, materializa y hace eternas ideas y también imágenes de la vida real. Las edificaciones y las urbes nos dejan articular, comprender y rememorar quiénes somos. 1 -J. Pallasmaa

Comprendemos la arquitectura como una serie de procesos que se vinculan de manera directa a 2 fases; la primera debe ver con el nacimiento de las ideas, el surgimiento y la creación incesante de preguntas, de aseveraciones y negaciones. Es un ir y venir entre la aseveración y el auto cuestionamiento, entre la narrativa y la utopia, resultado de nuestras propuestas arquitectónicas. Pero, decidimos dedicar este reportaje a la segunda fase, que es en sí el proceso de materialización de aquel devenir de ideas.

En esta fase, las ideas abandonan el espacio de la imaginación y se incorporan a la memoria; a la memoria espacial, a la memoria de una urbe, a la memoria de las personas.Resultado de imagen para oficinas

También, implica inserción de memoria entre el equipo de trabajo y la materialización de ideas, entre la mano y la herramienta, herramienta por su parte como extensión de la mano dos, entre lo anatómico y su íntima relación con lo espacial.

Conforme a M. Heidegger, toda acción de la mano está enraizada con el pensamiento. Pallasmaa asevera que la mano no es solo un ejecutor leal y pasivo de las pretensiones del cerebro, sino tiene intencionalidad y habilidades propias. Dedicamos este fragmento de imágenes documentadas a aquellas manos que hacen posible la materialización de nuestras ideas, donde pensamos que hay una simbiosis entre nuestro pensamiento como arquitectos, nuestra imaginación, nuestras utopias y el lenguaje de los maestros artesanos; un lenguaje basado en la praxis y tekné tres, a veces, herencia de conocimiento que se transmite de generación en generación. Charlamos en sí de aquellos maestros de obra; maestros carpinteros, maestros herreros, maestros plomeros, maestros electricistas.

Mencionamos a un enorme equipo de trabajo que es parte del proceso arquitectónico, encargado de plasmar y asentar nuestras ideas en el planeta de lo tangible, de lo palpable y de lo observable.

Concebimos la arquitectura en el planeta de lo tangible, donde podemos estimar y vivir las ideas materializadas (el espacio), mediante nuestros sentidos, que, por su parte se vuelve una serie de experiencias multisensoriales. Hacemos alusión a la arquitectura como encargada de alentar continuamente nuestras sensaciones.

La arquitectura es el punto de encuentro entre estas 2 caras. Hay arquitecturas que no precisan ser interpretadas, y que mencionan de forma directa a la Naturaleza, conviven con la información casual, al tiempo que hay otras que manifiestan el indicio de la intervención del hombre bien a través del proceso instrumental con un fin funcional, o como medio para registrar y trasmitir un significado.

¿Deseas conocer los procesos de Casa Palmas? No te pierdas este vídeo que muestra fragmentos de las horas de trabajo dedicadas a este proyecto de DOSA Studio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *