Vacaciones con propuestas para todos los bolsillos

La aventura de las vacaciones, ya sea en familia o con amigos, implica una gama enorme de situaciones que hay que tener en cuenta. Una de ellas, y quizás la que más nos inquieta y preocupa, es la que tiene que ver con el presupuesto que hemos de destinar para hacer frente a un plan de descanso que llegue acompañado de la posibilidad de disfrutar y sentirnos plenos.

Dentro de ese contexto, existen distintos grupos de turistas, que oscilan entre los refinados y exigentes y los gasoleros que se adaptan sin inconvenientes a la flexibilidad del bolsillo. Y en ese sentido, Mar del Plata ofrece alternativas para cada caso.
Porque lejos del prejuicio con que muchos caratulan como privativos unos días de relax alejados de las rutinas habituales, las cuentas, a la hora de la verdad, se pueden acomodar a ofertas que, en muchos casos, son más beneficiosas que en nuestro propio barrio.
Vayamos por partes; el primer lugar está el viaje que puede ser por diferentes vías. El tren, para los que viajan solos o en pareja, es la opción más económica: el servicio de ida Constitución-Mar del Plata cuesta 240 pesos (primera clase) o 290 pesos (pullman). En este rubro hay que tener en cuenta que la empresa informó que, como consecuencia de las tareas de renovación de vías, el viaje tiene una duración de siete horas (una hora más que lo habitual).Vacaciones con propuestas para todos los bolsillos

En cambio, el pasaje (también de ida) en micro, tiene un valor de 380 pesos; aquí, el viaje tiene una duración habitual de cinco horas.
Claro que cuando se trata de un grupo familiar (o varias personas) el traslado en un vehículo particular abarata los costos: cubrir los 400 kilómetros que separan la Capital Federal de Mar del Plata le demanda a un auto mediano unos 34 litros de nafta super, lo que representa unos 500 pesos (cien pesos por cabeza si viajan cinco). A eso hay que agregarle el monto del peaje que, antes del aumento, era de 90 pesos (dos de 35 en la Autovía Sur, y un par de 10 viniendo desde Constitución).

Antes de eso, muchos se tomaron su tiempo para analizar el elemento crucial: el lugar de residencia. Aquí, obviamente, los precios están directamente relacionados con la capacidad de la vivienda, detalle que, a un grupo de amigos, lo favorece (cuantos más son, menos pagan). También el precio depende de la ubicación: la zona céntrica, Los Troncos y La Perla, se encuentran en la cúspide de las exigencias económicas.
Las casas son más caras que los departamentos o los hoteles en mar del plata y, en su mayoría, son las elegidas para las estadías más largas. Desde hace un par de años, la costumbre bautizada como ‘golondrina’ de buena parte de los turistas, hace que a menudo se elijan porciones breves de días para veranear en algun hotel en mar del plata.
De hecho, los operadores turísticos de la ciudad han informado que la tendencia actual marca un gran número de reservas ‘para franjas de cuatro o cinco días que van de un jueves o un viernes hasta lunes o martes’. Por ese motivo, las inmobiliarias ofrecen paquetes con descuentos para quienes alquilen por más días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *